Posteado por: jonkysit | 14 septiembre, 2007

Los prejuicios.

Este blog estaba prácticamente abandonado. Lo recupero hoy porque quería escribir esta entrada, que creo que merece ser escrita. El detonante fue un pasaje de un libro que estoy leyendo, y que no puedo dejar de comentar.

Made to stickEs un libro que trata sobre las ideas, sobre cómo y porqué algunas ideas se propagan y sobreviven en el tiempo y otras desaparecen. Habla de las fábulas de Esopo o El Quijote, y de campañas de promoción de grupos ecologistas y pacifistas en Estados Unidos.

El pasaje que voy a traducir aquí trata de cómo una profesora de nombre Jane Elliott hizo comprender a unos niños lo que es la discriminación. Aunque es la primera vez que oigo hablar sobre ella, su experiencia ha sido muy estudiada y documentada. Acabo de encontrarme incluso un documental del PBS (TV pública americana) que pienso ir viendo a lo largo del fin de semana. Se ve que su método dió resultado:

Martin Luther King, Jr., fue asesinado el 4 de Abril de 1968. Al día siguiente, Jane Elliott, una profesora de primaria de Iowa, se encontró tratando de explicar su muerte a su clase de tercer grado [por las fotos yo les echo unos diez años]. En el pueblo de Riceville, Iowa, con toda su población blanca, los estudiantes sabían quién era King, pero no podían entender quién podía quererle muerto o por qué.

Elliott dijo, “Sabía que era hora de enfrentarse a esto de una manera concreta, porque habíamos hablado sobre la discriminación desde el primer día de colegio. Pero el asesinato de Martin Luther King, uno de nuestros ‘Héroes del Mes’ dos meses antes, no podía explicarse a niños pequeños de tercer grado de Riceville, Iowa.”

Al día siguiente fue a clase con un plan: intentó hacer el prejuicio tangible para sus alumnos. Al principio de la clase dividió a los estudiantes en dos grupos: niños de ojos azules, y niños de ojos marrones. Entonces hizo un anuncio sorprendente: los niños de ojos marrones eran superiores a los niños de ojos azules – “Son las mejores personas en esta habitación.” Se separó a los grupos: se obligó a los niños de ojos azules a sentarse en la parte de atrás de la clase. A los niños de ojos marrones se les dijo que eran más listos. Se les dió tiempo extra en el recreo. Se obligó a los niños de ojos azules a llevar unas marcas especiales para que todo el mundo supiera su color de ojos en la distancia. No se permitió mezclarse a los dos grupos en el recreo.

Elliott se sorprendió de lo rápido que se transformó la clase. “Les vi convertirse en niños de tercer grado desagradables, despiadados, discriminadores… fue horroroso,” dijo. “Las amistades parecían disolverse instantáneamente, a medida que los niños de ojos marrones se mofaban de sus antiguos amigos.” Un estudiante de ojos marrones le preguntó a Elliott cómo podía ser ella la profesora “si tienes esos ojos azules.”

Al comenzar al día siguiente, Elliott entró en clase y anunció que se había equivocado. Eran los niños de ojos marrones los que eran inferiores. Este cambio de fortunas fue asumido de inmediato. Un grito celebratorio surgió de los niños de ojos azules mientras corrían a colocar sus marcas sobre sus compañeros inferiores de ojos marrones.

El día en que estaban en el grupo inferior, los estudiantes se describían a sí mismos como tristes, malos, estúpidos, y miserables. “Cuando estábamos abajo,” dijo un niño con la voz entrecortada, “me sentía como si todo lo malo nos estuviera ocurriendo a nosotros.” Cuando los estudiantes estaban en la cima se sentían felices, buenos, y listos.

Incluso su rendimiento académico cambió. Uno de los ejercicios de lectura consistía en una serie de cartas con palabras de distintos grupos fonéticos que los niños debían leer lo más deprisa posible. El primer día, cuando los niños de ojos azules eran inferiores, les llevó 5,5 minutos. El segundo día, cuando eran superiores, llevó 2,5 minutos. “¿Por qué no podíais ir tan rápido ayer?” preguntó Elliott. Una niña de ojos azules dijo, “Teníamos aquellas marcas puestas…” Otro estudiante la interrumpió, “No podíamos dejar de pensar en esas marcas.”

Impresionante experimento que hace que de repente aquella insistencia que le ponen en el Barrio Sésamo original a decirle a los niños que cada uno de ellos es único y especial, no me chirríe tanto.

Y no puedo dejar de recomendar la canción en la que inevitablemente pensé cuando leí esto. Ya me había parecido cuando la oí la primera vez, que incidía exactamente en el origen del problema. Se llama Turning Point, y la canta Nina Simone. Una niña le dice a su madre que ha conocido en el colegio a una “niña marrón”, que “parece chocolate”; que canta una canción muy bonita, y que cuando un niño trató de hacerle daño ella la defendió. Entonces la niña le pide a su madre si puede invitar a su amiga a casa, y se hace un silencio; la niña deja de cantar. “¿Qué dices, mamá? … ¿Por qué? … ¿Por qué? … Ah, ya veo.” Una canción desgarradora como pocas, y más puesta en el contexto de la experiencia de Jane Elliott:

See the little brown girl?
She’s as old as me.
She looks just like chocolate.
Oh mummy can’t you see?

We are both in first grade.
She sits next to me.
I took care of her, mum,
when she skinned her knee.

She sang a song so pretty
on the Jungle Gym.
When Jimmy tried to hurt her
I punched him in the chin.

Mom, can she come over
to play dolls with me?
We could have such fun mum…

Oh mum what’d you say

Why not? Oh why not?

Oh. . . I. . . see. . .

Anuncios

Responses

  1. No está bien hacer experimentos con los niños…

  2. No se hizo con intención de experimentar, sino de enseñar. Y los niños aprendieron lo que es la discriminación. Los resultados de la lección hicieron que después y desde fuera se tratase la situación como un experimento, pero no lo fue.

    Y además experimentos con niños se hacen muchos. No está bien hacer según qué experimentos; otros no pasa nada por hacerlos. Y hay incluso algunos que es bueno hacerlos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: