Posteado por: jonkysit | 14 abril, 2007

A descargar.

Estaba ahora oyendo la radio, y sonó un trozo de una canción que creí que tenía y de repente me apeteció oírla entera.  Me encontré con sorpresa que no tengo la canción, y con toda la naturalidad del mundo fui a descargarla.  ¡Horror!  Con tanto reiniciar el ordenador porque el puñetero Windows se tuvo que actualizar no menos de cinco o seis veces,  me había olvidado de instalarme algo fundamental: un programa de descarga.

Sobre la marcha me acabo de pasarme por la página de Soulseek a descargarme su maravilloso cliente, y ya lo tengo instalado y bajando.  Un alivio.

Además me he dado cuenta de que no lo tenía ahí enlazado con otros programas.  Por más que he buscado no encontré uno de esos banners que otras iniciativas ponen a disposición de todo el mundo para promocionarse sembrando enlaces por todos lados, así que improvisé eso de ahí sobre la marcha.  Muy grande y no dice siquiera de qué se trata.  Po fale.  Cumple su función.  Queda así solventado un imperdonable agravio por omisión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: