Posteado por: jonkysit | 20 marzo, 2007

De la cultura.

Me gusta mucho la música y me encantan los conciertos.  Siempre en primera fila.  Si no puede ser, la segunda o la tercera son aceptables.  Más atrás el coste de oportunidad es inasumible.  Lo he comprobado alguna vez.

Son muchos los conciertos de los que he disfrutado.   Porque resulta que en Oviedo, y algo me dice que es igual por media España, se subvencionan los conciertos.  Así he podido ver a Siniestro, Los Ilegales, Loquillo, y varios otros sin pagar un duro, o por ejemplo a Deep Purple por €3 cuando dos años después pagué en Inglaterra el equivalente a €24 por el mismo concierto.

Está claro que es una política a la que he sacado buen partido, y se lo sigo sacando cada vez que tengo oportunidad, pero hay algo que no me gusta de eso de los conciertos subvencionados: la gente se acostumbra a no pagar o a pagar muy poco.  Eso hace imposible el que haya un sólo promotor privado que se dedique a organizar conciertos, porque no contando con la subvención de turno no podrá poner las entradas a un precio parecido a lo que la gente está acostumbrada, y por lo tanto no venderá.  Y a su vez el hecho de que no haya más promotor que el ayuntamiento hace que no pase por la ciudad nadie más que quien diga el ayuntamiento.  Y no me puedo quejar de mi experiencia, que además de los mencionados me trajeron por ejemplo a Lou Reed y Van Morrison.  Pero no me gusta.

Dejando al margen (que es mucho dejar) el muy discutible principio de recaudar impuestos para pagar conciertos, me parece que además esta política tiene el efecto de dar a los ayuntamientos una herramienta para la manipulación que no dejan de aprovechar.  Así por ejemplo recuerdo que con una diferencia de pocos meses  Arturo Fernández representó una obra de teatro en Oviedo (PP), y Echanove otra en Gijón (PSOE).  Me pareció muy tristemente representativo de este problema de la cultura subvencionada.

Anuncios

Responses

  1. Por lo menos Arturo Fernández es asturiano… Joder, jodeeeeeeeer, chatiiiiiiiiiiina.

  2. También pasa en muchas ciudades, que se construyen auditorios, gastando un montón de dinero, para luego dar 4 conciertos al año y tenerlos cerrados el resto del tiempo. Por lo menos podrían aprovechar esas infraestructuras para otras cosas, no sólo para hacer campaña política.

  3. Sinceramente, respecto de los auditorios, no sé qué es peor. Son infraestructuras que se construyen a golpe de calendario electoral, sin más objeto que titulares positivos. Lo que tendrían que hacer una vez construídos es dejar claras las normas de uso y que cualquiera los pudiera alquilar, porque si son los propios ayuntamientos los que se dedican a rellenarlos de actividades se cae precisamente en lo que comentaba en esta entrada.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: