Posteado por: jonkysit | 28 enero, 2007

La dieta del hijo de puta.

Aviso a los despistados de que esta entrada no hablará de un revolucionario método para perder peso a base de hacer cabronadas; hoy voy a hablar dl etarra ese que pretendió salir de la cárcel utilizando métodos poco hortodoxos.

Se han dicho muchas cosas respecto a la reciente decisión por parte de la Audiencia Nacional de no alterar el régimen penitenciario de Ignacio de Juana Chaos. Se ha hablado de alarma social; se ha hablado de justicia e injusticia; se ha hablado de piedad; se ha hablado de precedentes; ¡e incluso se ha hablado de pena de muerte!

Creo que tienen mucha razón los que dicen que los veinticinco asesinatos no es lo que se está juzgando ahora, y que por esos ya cumplió condena. Una condena indecentemente leve en comparación con los delitos cometidos, pero que es la que la legislación española del momento especificaba. Y por lo tanto los asesinatos no deberían entrar en juego ahora. Efectivamente eso es difícil de discutir, salvo por una pequeña salvedad: esos veinticinco asesinatos creo que son una parte de la historia personal de este señor que hay que tener muy en cuenta a la hora de juzgarle, como es el caso, por un delito de amenazas. Coño, que no es lo mismo que Zapatero te amenace de muerte o que lo haga el De Juana. Si lo hace Zapatero piensas que se le calentó la boca y no le das más vueltas, pero si lo hace este tío probablemente te asustes.

En cualquier caso me parece inapelable lo que argumenta el tribunal en su decisión: el propio reo es el que voluntariamente decidió no comer. Y creo que cualquiera puede comprender que no puede ser el mismo preso el que con sus propias acciones u omisiones decida en cuestión de unas pocas semanas si sigue en la cárcel o se marcha a su casa.

Con esto hay que hacer como con aquello de las Matemáticas cuando se quería estudiar una función. Hay que irse a los extremos. Y esta situación llevada al extremo nos presenta un escenario en el que toda la población reclusa de España se pone en huelga de hambre. Si no se renuncia a la igualdad de todos ante la ley, y a esto no se puede renunciar, haber soltado a este hijo de puta hoy nos llevaría necesariamente a soltarlos a todos. ¿Es ésto asumible? Malamente.  Y por lo tanto me alegro de que se haya tomado la única decisión consecuente.

Y en cualquier caso, si este tío se muere, será un suicidio.  Haygente que dice que no hay que crear un mártir.  Personalmente no veo el problema.  Los mártires tienen admiradores de boquilla, pero muy pocos seguidores.  Lo que no hay que crear bajo ningún concepto son héroes…

Anuncios

Responses

  1. Heroe no puede ser nunca porque no se jugo nunca la vida, este gudari de peseta no asaltaria cuerpo a cuerpo una trinchera porque se cagaria de miedo. Ademas si se suicida sera lo mas valiente que ha hecho, porque no olvidemos lo que es un suicidio, un acto valiente cometido por un cobarde.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: